Home < Alimentos en General < Invertirá Heinz para Procesar Alimentos para Bebés

Invertirá Heinz para Procesar Alimentos para Bebés

Con una capacidad de producción de dos millones de cajas anuales, esta inyección de capital que podría aumentar en por lo menos otros 40 millones de pesos en los próximos tres años, “para fortalecer la comercialización y el lanzamiento de productos infantiles”, la firma que actualmente cuenta con 600 trabajadores planea abrir mil nuevas plazas más, de las cuales 250 serían directas y aproximadamente 750 indirectas, entre promotores comerciales y proveedores nacionales, como productores de frutas y vegetales, empaques, vidrio, tapas y otras materias primas.


Esta nueva planta de manufactura se suma a la que la compañía tiene desde hace dos años, también en la zona metropolitana de Guadalajara, dedicada a la elaboración de salsa Ketchup y aderezos.


En la planta de Jalisco, además de papillas se va a elaborar un producto infantil 100 por ciento de fruta, sin azúcar, conservadores ni espesantes, con el que la marca pretende posicionarse en este mercado, al ofrecer valor agregado y nutricional en esta clase de alimentos, dijo el entrevistado, quien informó que hace unos días la empresa recibió el sello de recomendación de la Asociación Mexicana de Pediatría.


Heinz es líder en comida colada para bebé en Canadá, Italia y Venezuela; en México los planes son ambiciosos, aseguró Alanís Jiménez, quien explicó que el mercado mexicano es joven y con mucho potencial, pues en este país nacen dos millones de bebés cada año y el consumo de alimentos procesados es comparativamente bajo.


En Italia el consumo por bebé es de cinco latas por semana, esto es, 15 veces más que en México, donde apenas se consume una lata cada tres semanas.


Aun comparado con economías menos fuertes, como Venezuela, donde el consumo de papillas envasadas es de una lata por semana, México está tres veces abajo, dijo el directivo, quien descartó que el problema sea cuestión de poder adquisitivo, pues en su opinión las mexicanas son muy atentas del cuidado de sus bebés.


El bajo consumo, añadió, podría deberse a desconocimiento sobre las cualidades de este tipo de alimentos, por lo cual “tenemos el reto de darle a la mamás mexicanas más información acerca de los beneficios de estos productos.


Heinz lleva 19 años en el mercado mexicano, pero esta marca es más reconocida por la salsa Ketchup y por marcas como las salsas condimentadas y picantes, entre ellas L&P, Chamula y la famosa salsa Tabasco.


México resultó ideal para la inversión, en parte por los precios y la capacidad para exportar, pero también por el potencial del mercado mexicano y su buen ambiente laboral y de negocios.


La planta inicialmente producirá para abastecer el mercado nacional y luego exportará hacia América Latina.


En la región, Heinz tiene plantas en Costa Rica y Venezuela, por lo cual la nueva instalación sería la cuarta en América Latina, contando la de salsas, que también está en Tlaquepaque.


La marca de papillas infantiles no ha sido lanzada aún en Estados Unidos, no se descarta que con la planta instalada en México se abra una oportunidad para incursionar en ese mercado en el futuro.


En 2009, a pesar de la crisis económica y del golpe por la epidemia sanitaria, el negocio de salsas sufrió una caída de 20 por ciento en sus ventas en fechas recientes, el ejecutivo no descartó que al concluir el año tendrán un aumento de entre 5 y 10 por ciento en la colocación de aderezos, principalmente Ketchup.


Sus principales clientes en este renglón son, además de las cadenas de supermercados, las cadenas de restaurantes donde se consumen los productos embotellados o en sobres, como en pizzerías y establecimientos de comida rápida. 


Fuente:
El Financiero
Junio 8, 2009.


 

Subir al principio